Cuatro horas dan realmente el tiempo de visitar el casco antiguo...y ademas, se podrá salir de los caminos trillados! Inspírate:

-El Rastro. ¿Te gustan las antigüedades? ¿Regatear? ¡Bienvenido al "rastrillo" de Barcelona! Els "Encants Vells" era uno de los mercados más antiguos de Europa...pero ahora el ayuntamiento ha construido un nuevo recinto muy "tech": otra megalomanía en nombre del progreso. Hay de todo para todos: libros, tornillería y viejos vinilos, zapatos vintage y ropa nueva ... ¡Y todo en un gran ambiente, lleno e intenso! Vale la pena el desvío...

-Descubrir el "Parc Central del Poble Nou", un parque del cual se esta disfrutando desde hace poco... ¡Sí, sí, hace poco! Criticado por los vecinos por haber sido construido a expensas de patrimonio industrial del barrio...Es Jean Nouvel que nos ha ofrecido este espacio súper moderno de metal, tierra, cemento y plantas. Sillas futuristas, un mini estanque y una espiral aromática...¡vale la pena verlo!

-El cementerio Neoclásico de Poble Nou. Una obra de arte post-mortem! Sus pasillos ordenados albergan las esculturas de artistas de la época...que allí yacen !!Sólo para los amantes¡¡

-La zona Fòrum.  Es un inmenso espacio urbano de cemento (no gana Tien An Men por tener una estructura central que la descalifica como plaza), un nuevo barrio construido a la orilla del Mediterráneo que incluye un centro comercial, un parque de "última generación", edificios domóticos y un nuevo puerto...encima de la zona de baño se encuentra una placa fotovoltaica del tamaño de un campo de fútbol. Un sitio realmente curioso que ofrece vistas inéditas sobre la ciudad y el litoral catalán.


-El Moll de la fusta (Port Vell) Es un paseo con excelentes vistas al puerto. Un ejemplo claro de los proyectos poco planificados de los JO'92 ... sin embargo, recorrerlo en bici es un verdadero placer ya que permite pasar del Gótico al Raval en un tiempo record.

-Les Drassanes Reials re-edificadas en el siglo XVI, son realmente magnificas. Albergan hoy en día el Museo Marítimo y se puede disfrutar de una agradable terraza... a 2 pasos del bullicio de las Ramblas.

-La iglesia de Sant Pau del Camp. Está construcción románica (final del siglo IX) es la mejor conservada de la ciudad. A pesar de su aspecto austero, esconde un bonito claustro cuadrado adornado con palmeras que le dan un toque sorprendente.

-Escapada a Poble Sec: pequeña incursión en este barrio plantado en el flanco de la colina de Montjuïc. De noche: l'avinguda Paral·lel, antiguo eje de la diversión nocturna sigue acogiendo varios cabaret, teatros y discotecas. De día: placetas y calles semi-peatonales que se animan cuando refresca...Entre la Ciutat Vella y los parques de la colina ¡este barrio popular tiene el viento en popa!